top of page

Libertad de Acceso/ No Discriminación
Jose Maria Vargas University está abierta a todos los estudiantes que estén calificados de acuerdo con sus estándares de admisión publicados. La Universidad alienta las solicitudes de solicitantes calificados de ambos sexos de todos los grupos culturales, raciales, religiosos y étnicos. La Universidad está comprometida con la no discriminación con respecto a raza, credo, color, religión, edad, discapacidad, sexo, orientación sexual, estado civil, origen nacional, condición de veterano, afiliaciones u opiniones políticas. Todos los empleados de la universidad tienen la responsabilidad de mantener el ambiente de trabajo libre de discriminación. Cuando la universidad tiene conocimiento de un acto de discriminación, está obligada por ley a tomar medidas inmediatas y apropiadas. A los efectos de este reglamento, la discriminación se define como cualquier disparidad de trato o limitación de acceso por motivos de raza, credo, color, religión, edad, discapacidad, sexo, orientación sexual, estado civil, origen nacional, condición de veterano, afiliaciones políticas o opiniones

Todos los actos de discriminación deben documentarse por escrito, especificando la base de la discriminación. El denunciante debe enumerar todos los tipos de discriminación en la declaración, identificar al infractor y presentar la denuncia a Desarrollo Estudiantil o Recursos Humanos, según corresponda. En caso de que un estudiante se sienta discriminado por un miembro del Departamento de Desarrollo Estudiantil, deberá presentar la denuncia ante el coordinador académico de su concentración, o ante otro funcionario universitario. En ausencia de una queja por escrito, el empleado o miembro de la facultad que recibió la queja debe documentarla en un memorando para remitirlo a Desarrollo Estudiantil o Recursos Humanos, según corresponda. A menos que esté firmado por el denunciante, será una denuncia informal. La Universidad José María Vargas investigará todas las denuncias. Las investigaciones pueden incluir entrevistas, preparación de declaraciones, informes con resumen de la investigación, descripción del proceso de investigación, hallazgos y recomendaciones. Los informes se mantendrán confidenciales en el Departamento de Desarrollo Estudiantil y/o Recursos Humanos, según la(s) persona(s) involucrada(s).

La Universidad podrá intentar la conciliación entre las partes involucradas. Si no se logra la conciliación, el funcionario designado por la universidad emitirá un informe final. Los informes finales se emitirán dentro de los 60 días posteriores a la recepción de la denuncia. El presunto infractor y el denunciante serán notificados por escrito de los resultados y los procedimientos de apelación. Tras este informe final, se considerarán e implementarán acciones correctivas, incluidas sanciones.

Las reclamaciones que se consideren frívolas darán lugar a las sanciones correspondientes contra el denunciante, según lo determine Desarrollo Estudiantil o Recursos Humanos. Las posibles sanciones pueden incluir, entre otras, reprimendas por escrito en el registro del estudiante o empleado, restricción o pérdida de privilegios y suspensión. Las denuncias podrán ser retiradas, pero JMVU se reserva el derecho de continuar investigando ya que tuvo conocimiento de un posible acto de discriminación. Cualquier intento de represalia se tratará como una acusación separada de discriminación.

Para cuando se haya llegado a una determinación de acción disciplinaria o resolución apropiada, se habrá contactado a todas las partes y se habrán evaluado completamente las circunstancias. Sin embargo, las personas tienen cinco días para apelar la determinación de las sanciones. Dichos recursos se dirigirán a una autoridad universitaria superior, quien reevaluará la determinación según lo estime procedente.

bottom of page